El arte de la alta perfumería

Nuestros sentidos se deleitan con los muchos y evocadores aromas de la naturaleza. Desde hace mucho tiempo, el ser humano ha tratado de preservarlos más allá de lo que duran en la naturaleza. En el taller de perfumes de Montblanc, expertos perfumeros crean maravillosas esencias con diferentes matices. Con gran habilidad, manipulan delicadas mezclas para transmitir sutilmente los valores y la pasión de Montblanc. Gracias al instinto y destreza de los perfumeros de Montblanc, la alta perfumería nace de una elegante y equilibrada síntesis de notas frescas y sofisticadas. 

El preciado perfume de componentes selectos

La creación de una fragancia excepcional comienza con la búsqueda de ingredientes naturales de calidad superior. Se seleccionan las mejores flores, especias, frutas y maderas para extraer su esencia con sumo cuidado. Las sustancias obtenidas componen el núcleo de una fragancia. Una vez destiladas, los maestros perfumeros de Montblanc combinan estas esencias en complejas y armoniosas mezclas para crear una colonia o un perfume. Solo mediante un laborioso y delicado proceso se puede preservar el atractivo de cada aroma natural.

Una colección de fragancias exclusivas

Los aromas de la colección de fragancias Montblanc son ideales para personas de carácter. La esencia bandera de Montblanc, Legend, se nutre del deseo de traspasar fronteras y llegar más allá. La fragancia Emblem es la mejor muestra, atemporal, de la herencia y el legado de Montblanc. Y para las mujeres más sofisticadas y exigentes, Legend pour Femme es un sensual perfume que irradia el lujo y la elegancia más femeninos. Aunque los aromas son efímeros por definición, la alta perfumería de Montblanc logra transmitir valores elevados con un estilo refinado.