Stephan Huber

Stephan Huber | Alemania | "Gran Paradiso II" | 1998 | 220 cm x 450 cm x 700 cm | Yeso duro y tubos de neón

La inmensidad monumental de las montañas, su belleza y su grandeza constituyen el eje de la escultura de Stephan Huber (nacido en 1952). Su trabajo se basa en tres principios derivados del Surrealismo: liberar el objeto de su contexto, modificar la escala e intercambiar los materiales. Para la instalación espacial "Gran Paradiso II", el artista recrea tres montañas de la región de los Alpes: Civetta, Weißhorn y el Mont Blanc, a una escala de 1:4.000, en yeso. Según Huber, las montañas de yeso son objetos individuales tallados en la naturaleza y de tamaño reducido, y constituyen esculturas ideales, perfectas: "En las montañas, las formas de la naturaleza y el arte se superponen creando una síntesis ideal". Los objetos solitarios, blancos como la nieve, se abren hacia una delicada malla de tubos de neón azul con la que Huber reproduce el cauce de los ríos alpinos Ródano, Rin y Po. Las enormes montañas esculpidas y la tenue luz transparente de los arroyos se unen para formar un poético panorama multidimensional. "Gran Paradiso II" forma parte de una serie que representa a la región de los Alpes como un paraíso ideal. Esta obra, adquirida inicialmente por la Fundación cultura Montblanc, fue transferida a la Galería de Arte Contemporáneo del Kunsthalle de Hamburgo en 2000.