Acerca del proyecto

Montblanc reconoce a jóvenes talentos de la música clásica a través del PRIX Montblanc cada año desde 2006. El PRIX Montblanc consiste en 10.000 € y un artículo de escritura Montblanc Donation Pen Johannes Brahms. Con esta estilográfica excepcional, Montblanc destaca el compromiso de Brahms con la promoción de las artes y su apoyo a generaciones enteras de jóvenes artistas emergentes. Por cada artículo de escritura Donation Pen Johannes Brahms, Montblanc hace una donación para promover nuevos proyectos culturales y artísticos.

La primera intérprete musical en recibir el PRIX Montblanc fue Tianwa Yang, a quien el Detroit News describiría como "la violinista más extraordinaria de los últimos tiempos”. En 2007, el jurado presidido por Hélène Grimaud otorgó el premio a la pianista Natasha Paremski. Desde entonces, la joven pianista rusa se ha presentado en los principales escenarios en América, Europa y Asia.

En 2008, Joshua Bell y su jurado otorgaron el premio a la violinista Alina Ibragimova, quien según The Times estaba "destinada a convertirse en una estrella en el firmamento de la música clásica durante las próximas décadas". El pianista Nikolai Tokarev, "uno de los artistas jóvenes más destacados en las salas de concierto internacionales" (Frankfurter Rundschau), recibió el PRIX Montblanc en 2009, y en 2010, el pianista prodigio chino de trece años Zhang Shengliang, también conocido como Niu Niu (“pequeño buey”) y considerado como la futura estrella del piano en el universo de la música clásica, fue recompensado. El violinista armenio Sergey Khachatryan recibió el premio en 2011. Este músico, varias veces premiado, ha colaborado con las orquestas más famosas internacionales, cautivando al público de todo el mundo.