Beauty honed to perfection

Un gran número de componentes del mecanismo pasa por las manos del “angleur”(angulador), quien dedica largas horas a darles forma, pulirlos y biselarlos para obtener una superficie resplandeciente.

Todos los relojes de la Montblanc Collection Villeret 1858 llevan la inscripción “Fait main à Villeret” (Hecho a mano en Villeret), como testimonio del trabajo artesanal de un maestro relojero, quien hace gala de la pureza de su arte de principio a fin. 

Un gran número de componentes del mecanismo pasa por las manos del “angleur”(angulador), quien dedica largas horas a darles forma, pulirlos y biselarlos para obtener una superficie resplandeciente.

Todos los relojes de la Montblanc Collection Villeret 1858 llevan la inscripción “Fait main à Villeret” (Hecho a mano en Villeret), como testimonio del trabajo artesanal de un maestro relojero, quien hace gala de la pureza de su arte de principio a fin.