Crafted by Hand & Tradition

Cada una de las obras maestras artesanales que sale de los talleres de Villeret exige el dominio perfecto de la técnica relojera, un ojo experto y una comprensión intuitiva del alma de un reloj. El volante de gran tamaño con elevado momento de inercia, el componente más importante del reloj, es de fabricación propia. Muy pocos relojeros poseen el talento necesario para realizar una tarea de tanta precisión. Incluso el sensible y delicado espiral de volante, necesario para que el volante oscile, está manufacturado en los talleres de la empresa. Antes de que el mecanismo cobre vida finalmente, el "régleur" (regulador) lleva a cabo minúsculos ajustes de la precisión del tren de ruedas con el fin de garantizar el ritmo del reloj en todas las posiciones. Este proceso puede llevar horas.

Con sus relojes engastados, Montblanc demuestra la excelencia de su trabajo artesanal. Estos modelos combinan metales preciosos y una exquisita ornamentación para crear relojes con la fascinadora seducción de la alta joyería.