TODOS LOS DETALLES

En cada uno de los detalles del modelo Semiramis de la Edición Mecenas se aprecia la misma dedicación que hizo famosos a los maestros artesanos de la antigua Babilonia. El cuerpo de la Edición 4810, elaborado en resina noble negra, está rodeado por un delicado trabajo de filigrana plaqué de oro.

En la Edición 888, el trabajo de filigrana es de oro 750 y está realzado por unas exquisitas incrustaciones de laca esmaltada roja. El animal totémico de la diosa Istar se pasea sobre el sofisticado clip, engastado en esta edición con un diamante de cerca de 0,2 quilates.

A la Reina Semiramis, reconocida por su sagacidad política, se le atribuye la unión entre Babilonia y Asiria, creando así uno de los más fascinantes imperios de la antigüedad.

Amante de las bellas artes y benefactora de Nabu, patrón de los escribas, Semiramis ordenó la construcción de varios palacios y monumentos, entre ellos la gigantesca Puerta de Istar y la que fuera conocida como la segunda Maravilla del Mundo, los Jardines Colgantes de Babilonia.

Edición Limitada 4810

Lanzamiento: 1996
Limitada a: 4.810 Estilográficas

Características:
• Laca esmaltada roja
• Delicada filigrana plaqué de oro
• Plumín de oro de 18 quilates

Edición Limitada 888

Lanzamiento: 1996
Limitada a: 888 Estilográficas

Características:
• Laca esmaltada roja
• Filigrana de oro 750
• Plumín de oro de 18 quilates
• Diamante en el clip

Detalles

En cada uno de los detalles del modelo Semiramis de la Edición Mecenas se aprecia la misma dedicación que hizo famosos a los maestros artesanos de la antigua Babilonia. El cuerpo de la Edición 4810, elaborado en resina noble negra, está rodeado por un delicado trabajo de filigrana plaqué de oro.

En la Edición 888, el trabajo de filigrana es de oro 750 y está realzado por unas exquisitas incrustaciones de laca esmaltada roja. El animal totémico de la diosa Istar se pasea sobre el sofisticado clip, engastado en esta edición con un diamante de cerca de 0,2 quilates.

A la Reina Semiramis, reconocida por su sagacidad política, se le atribuye la unión entre Babilonia y Asiria, creando así uno de los más fascinantes imperios de la antigüedad.

Amante de las bellas artes y benefactora de Nabu, patrón de los escribas, Semiramis ordenó la construcción de varios palacios y monumentos, entre ellos la gigantesca Puerta de Istar y la que fuera conocida como la segunda Maravilla del Mundo, los Jardines Colgantes de Babilonia.

TODOS LOS DETALLES
Semiramis

COMPARTIR