TODOS LOS DETALLES

El modelo F. Scott Fitzgerald de la Edición de Escritores revive el glamour de los locos años veinte. El tenue brillo blanco del cuerpo contrasta totalmente con el capuchón de noble resina negra, engalanado con la firma de F. Scott Fitzgerald.

El delicado grabado de la silueta urbana de 1920 que decora el plumín de oro de 18 quilates plaqué de rodio rinde un digno tributo a los orígenes del legendario estilo Art Decó. 

Los locos años veinte representaron una época de extravagancias en la que reinaba el Art Decó. La generación del jazz y que bailaba al ritmo del Charleston, bebiendo champán, tenía un ídolo: Scott Fitzgerald.

A pesar de que Fitzgerald disfrutó de la vida de la alta sociedad, en sus destacadas obras “El gran Gatsby” y “A este lado del paraíso”, dibujó un sutil retrato psicológico de la sociedad norteamericana hedonista de los años veinte, que permitió que la inevitable tragedia se revelara detrás de un telón brillante.

Edición Limitada

Lanzamiento: 2002
Limitada a:
14.000 Plumas estilográficas
12.000 Esferógrafos
4.500 Juegos de pluma estilográfica, esferógrafo y portaminas

Características:
• Resina noble brillante de nácar
• Engastados de plata esterlina 925
• Plumín de oro de 18 quilates plaqué de rodio

Detalles

El modelo F. Scott Fitzgerald de la Edición de Escritores revive el glamour de los locos años veinte. El tenue brillo blanco del cuerpo contrasta totalmente con el capuchón de noble resina negra, engalanado con la firma de F. Scott Fitzgerald.

El delicado grabado de la silueta urbana de 1920 que decora el plumín de oro de 18 quilates plaqué de rodio rinde un digno tributo a los orígenes del legendario estilo Art Decó. 

Los locos años veinte representaron una época de extravagancias en la que reinaba el Art Decó. La generación del jazz y que bailaba al ritmo del Charleston, bebiendo champán, tenía un ídolo: Scott Fitzgerald.

A pesar de que Fitzgerald disfrutó de la vida de la alta sociedad, en sus destacadas obras “El gran Gatsby” y “A este lado del paraíso”, dibujó un sutil retrato psicológico de la sociedad norteamericana hedonista de los años veinte, que permitió que la inevitable tragedia se revelara detrás de un telón brillante.

TODOS LOS DETALLES
F. Scott Fitzgerald

COMPARTIR