Bohème Event

En un jardín mágico en el corazón del Jardin des Tuileries se reveló esta delicada colección de relojes, joyería y artículos de escritura diseñados para la mujer Bohème contemporánea

El 9 de julio de 2015, Montblanc transformó la Orangerie, en el corazón del famoso Jardin des Tuileries de París, en un jardín lunar Bohème mágico y cautivador. Los invitados VIP, incluidas las embajadoras de la marca Montblanc Carlota Casiraghi y Gwen Lun Mei, se unieron a una experiencia inolvidable en la Maison, donde descubrieron las piezas elegantes y femeninas de la Bohème Collection.

Los invitados, entre los que se encontraban Virginie Ledoyen, Melanie Thierry, Pierre Niney, Alice Taglioni y Clotilde Coureau, entraron en el prestigioso local en el corazón del jardín parisino, donde descubrieron un ambiente de estilo shabby chic y un aire desenfadado muy natural diseñado para capturar el sentido del estilo único y el espíritu indómito de la mujer Bohème. Un espectáculo sensorial en el interior del mismo jardín Bohème Moongarden de la Maison reveló los secretos de las fases lunares en las que se ha inspirado la colección. Cada una de las piezas se exhibió en el interior de fascinantes instalaciones geométricas que formaban un paisaje lunar imaginario. 

Bajo la primera estructura abovedada, con facetas grises, plateadas y con espejos que reflejaban los detalles y acabados de la colección, incluido el conjunto exclusivo de esfera y bisel  guilloché de color blanco plateado con diamantes resplandecientes, los invitados descubrieron el nuevo reloj Day & Night. Caracterizada por su pequeño detalle romántico, esta pieza luce un indicador para que el portador pueda saber en qué momento específico del día o la noche se encuentra. Una segunda bóveda lunar revestida con múltiples facetas de colores reveló los relojes Moongarden, un nuevo conjunto técnico exclusivo desarrollado en nuestros talleres que indica el nombre de la luna llena de cada mes en lugar del nombre tradicional del mes. En una mesa de trabajo situada en el centro del recinto, Montblanc ofreció una experiencia interactiva con una demostración de sus conocimientos de relojería. Otros puestos en el interior del jardín permitieron a los invitados presenciar en exclusiva el savoir faire en relojería y joyería que caracteriza la nueva colección, con una demostración en vivo de los artesanos del proceso de pintado del reloj, la colocación de los diamantes sobre el bisel y el ensamblaje de las delicadas piezas de joyería. Montblanc creó un momento lunar mágico a la hora del cóctel con las lecturas lunares de un astrólogo y la creación de lunas personalizadas del calígrafo Nicolas Ourchenir.

 

 

Inspiradas en la belleza de la luna, las piezas de joyería Bohème Moongarden, que combinan elegantemente la plata rodiada con la iridiscencia de las perlas Akoya, se exhibieron en diferentes zonas de la bóveda, reflejando el cálido brillo de la luna de verano en el cielo.

Tras el cóctel de bienvenida y la demostración, los invitados entraron en un espléndido comedor para disfrutar de una cena Bohème de alta cocina cuatro estaciones a la luz de la luna. Cientos de luces, candelabros y velas iluminaban cuatro lujosas mesas colocadas sobre el césped del jardín, cada una de ellas centrada en la temática de una de las cuatro estaciones lunares con elaborados arreglos florales que capturaban la esencia de cada una de las cuatro estaciones bajo la influencia de cada  luna llena. En lo alto, el techo estaba iluminado por la luna y las estrellas. El director ejecutivo de Montblanc, Jérôme Lambert, presentó el primer avance exclusivo de la nueva campaña de Bohème, donde aparece la embajadora de la marca, Carlota Casiraghi. Cuando la noche tocaba a su fin, los invitados disfrutaron de un paseo nocturno bajo las estrellas por un vacío Jardin des Tuileries.