Petit Prince Aviator

Cuando una amistad echa a volar

Homenaje a la amistad única del principito y el piloto

Creatividad... dentro de la caja

«Por favor, ¡dibújame un cordero!». Esta es la original petición que le hace un principito a un piloto perdido en el Sáhara cuando se topa con él. Así comienza una de las amistades más extraordinarias de la literatura. Tras tres intentos infructuosos de dibujar un cordero, el frustrado aviador esboza una simple caja y afirma que el animal está dentro. Sin embargo, al principito le gusta el dibujo.

Le Petit Prince Gemelos

Nuevo

Le Petit Prince Gemelos

245,00 €
Le Petit Prince Pulsera

Nuevo

Le Petit Prince Pulsera

300,00 €

«Pero los ojos son ciegos. Hay que buscar con el corazón».

- El principito, 25.26-19.

La curiosidad y la imparcialidad del principito hacen que el piloto dude de sus actos continuamente, hasta que descubre que la verdadera creatividad surge cuando se cuestionan las cosas, como ocurre con el dibujo del cordero en la caja. Por eso, el cordero es uno de los protagonistas de la colección Le Petit Prince & The Aviator. Está grabado en el plumín de los artículos de escritura para recordarnos la importancia de cambiar la perspectiva.

Dos almas caídas del cielo

El escritor Antoine de Saint-Exupéry se inspiró en sus propias vivencias para escribir esta historia. Fascinado por la aviación, fue piloto del servicio postal y del ejército. El color marrón, que se repite en la colección, es un homenaje a su gorro de piel de aviador.

«Todos los adultos fueron niños antes, pero pocos lo recuerdan».

- Aviador.

El principito incita al lector a centrarse en lo que realmente importa y a buscar con el corazón. Esta colección inspira un cambio de perspectiva cada cierto tiempo: ya sea para ver la vida a través de los ojos de un niño, como nos muestra el principito, o desde arriba, a través de los ojos del piloto soñador, como el propio Saint-Exupéry.