Montblanc 1858 Automatic Chronograph

¿Está Usted interesado en este producto?

Para más información visite una de nuestras tiendas Montblanc donde nuestros expertos le asistirán para encontrar el producto perfecto entre nuestra gama de productos.

Ident Nº 117836

Montblanc 1858 Automatic Chronograph combina estética marcada con funcionalidad y destaca por la precisión de las funciones de cronógrafo. Este modelo introduce una primicia en la colección: dos pulsadores para activar el cronógrafo. La caja de 42 mm luce acabados pulido y satinado, y tiene un cristal abovedado que realza la solidez y el aspecto contemporáneo del reloj. La tapa trasera luce grabados una brújula, dos picos de hielo cruzados y el emblemático Mont Blanc – el icónico pico que ha inspirado a la Maison desde su fundación. La esfera negra es un telón de fondo perfecto estilo bi-compax para los dos contadores situados a las 3 y las 9, evocadores de los legendarios cronógrafos de Minerva.

Movimiento

Tipo de movimiento
Cronógrafo automático
Calibre
MB 25.11
Reserva de marcha
Aprox. 48 h
Frecuencia
28 800 a/h, 27 joyas

Complicaciones

Indicaciones
Contador de 30 minutos, aguja de cronógrafo central

Caja

Material
Acero
Esfera
Esfera negra con números beiges luminiscentes
Bisel
Acero, fijo
Cristal de zafiro
Cristal abovedado, con revestimiento antirreflectante
Corona
Sin enroscar, 1 junta tórica, acero
Agujas
Agujas de las horas y los minutos rodiadas luminiscentes; segundero de cronógrafo blanco; agujas de los contadores blancas
Distancia entre los cuernos/hebilla
22/20 mm
Altura
14,55 mm
Diámetro
42 mm
Resistente al agua
10 bar (100 m)

Brazalete/correa

Material
Correa de piel de becerro manufacturada en la Peletería Montblanc en Florencia, Italia
Color
Coñac añejo
Cierre/Hebilla
Triple cierre desplegable de acero

Peso

72.0

LA TRADICIÓN SE PERFECCIONA PARA CREAR RELOJES DE LUJO
Es bien sabido que Suiza es la cuna de la alta relojería. En los talleres de Montblanc de Le Locle y Villeret en los Alpes suizos, los maestros relojeros construyen los complejos mecanismos que conforman el corazón de cada cronógrafo. Para que cada reloj sea una obra perfecta, se dedica mucho tiempo a su innovadora y complicada estructura, así como a los exquisitos adornos. Desde que se coloca la primera espiral y hasta que cada uno de estos relojes sale del taller, se emplean más de 300 horas en crear una pieza de excepcional armonía. Cuando las manecillas giran por primera vez, comienza el largo viaje.

Los productos Montblanc se venden exclusivamente en las más de 500 boutiques Montblanc en el mundo, a través de distribuidores y joyerías autorizados. Consulte el localizador de boutiques Montblanc para encontrar la tienda más cercana.

Para mayor información, contacte con el Servicio de atención al cliente o envíe un E-mail a service@montblanc.com.

Con los mejores deseos de Montblanc