Ir al contenido principal

Promoción aplicada

En el campo de búsqueda se muestran sugerencias basadas en las palabras que se han introducido o en nuestra selección de productos.

Más de 160 años de tradición

La tradición relojera de Montblanc se remonta a 1858, cuando Charles-Yvan Robert fundó un taller de relojería en Villeret, en las montañas suizas del Jura. Aunque en ese momento no lo supiera, ese hecho marcaría el inicio de la histórica era Minerva. En el siglo y medio posteriores, Minerva se convertiría en una de las principales manufacturas especialistas en cronometría de precisión para profesionales de todo el mundo.

Dos manufacturas. Una pasión.


Dar vida a un reloj Montblanc requiere de siglos de conocimiento acumulado, décadas de experiencia, años de desarrollo y cientos de horas de entregado trabajo. Con su habilidad y su conocimiento, transmitidos de generación en generación, los relojeros de las Manufacturas Montblanc en Villeret y Le Locle ponen su orgullo, su pasión y su alma en cada reloj.

Como antigua sede de Minerva, la Manufactura Montblanc en Villeret mantiene el legado de experiencia de la casa. Aquí, el Centro de Excelencia de Movimientos e Innovación de Montblanc sigue enriqueciendo la alta relojería suiza con innovaciones importantísimas.

Características

La Manufactura de Montblanc en Villeret, el Centro de Excelencia e Innovación del Movimiento, está situado en el mismo edificio donde se fundó en 1858 la legendaria Minerva y se centra en el desarrollo, la creación de prototipos y el montaje de todos los movimientos internos que van desde grandes complicaciones innovadoras y pioneras hasta pequeñas complicaciones altamente funcionales.

Esta ubicación en Villeret es una de las últimas donde la mayoría de las operaciones tradicionales de relojería, con todos sus refinamientos micromecánicos, siguen siendo meticulosamente ejecutadas a mano, casi como si cada reloj fuera diseñado individualmente como una pieza única.


La firma es una de las pocas Manufacturas que puede recurrir a los maestros relojeros, a las herramientas originales y a la experiencia necesaria para desarrollar y fabricar relojes mecánicos que conservan la auténtica tradición de la relojería suiza. Siguiendo los principios de su tradición e innovando de forma continua, los artesanos en Villeret presentan unas novedades exclusivas que se diferencian en muchos aspectos de cualquier pieza que la alta relojeríamoderna haya creado.
En el Centro de Excelencia y Calidad de Relojes de Montblanc en Le Locle, la relojería tradicional va de la mano de la tecnología de vanguardia. Aquí es donde la relojería tradicional se fusiona con la última tecnología. Toda la experiencia necesaria para crear un emblemático reloj está concentrada aquí: desde su estético diseño hasta la construcción, la creación de prototipos y el montaje final.
Cuando las innumerables piezas se han montado hábilmente en la Manufactura de Le Locle, el máximo toque de distinción para un reloj Montblanc recién creado es superar la rigurosa prueba del Montblanc Laboratory Test 500, que evalúa su máxima precisión y absoluta perfección. Los relojes se someten a una serie de controles y comprobaciones durante un periodo de 500 horas: el desgaste de la vida diaria, la resistencia al agua, numerosos ajustes y reajustes, las distintas condiciones climáticas, así como la comprobación de todas sus funciones específicas. Es un procedimiento exigente y duro que garantiza la funcionalidad de incluso las características técnicamente más complejas.
El reloj solo se entrega cuando el equipo de control de calidad de Montblanc en Le Locle está convencido de que el reloj cumple los estrictos estándares de calidad de la firma. Cada uno de los relojes que supera el Montblanc Laboratory Test 500 recibe un certificado de prueba individual que acredita que este cumple con los estrictos estándares de alta calidad de la firma.

Heritage

Estos relojes Heritage, inspirados en los clásicos modelos de pulsera de la histórica Minerva de los años cuarenta y cincuenta combinan la elegancia de la antigua relojería con los atrevidos códigos de diseño y la tecnología actual.

Montblanc 1858

El Montblanc 1858 está inspirado en el mundo de las expediciones de montaña. En una reinterpretación de los relojes de bolsillo y los crono­grafos Minerva de los años veinte y treinta, los modelos Montblanc 1858 evocan el espíritu del pasado de forma moderna y expresan las tendencias que nos devuelven a la naturaleza y a la aventura.

Star Legacy

Con Star Legacy, Montblanc rinde tributo a la emblemática colección Star de Minerva. Si bien mantiene elementos claves de modelos míticos, como el reloj de bolsillo Gold Hunter, prosigue en su andadura de crear alta relojería clásica con un diseño moderno y unos acabados mejorados.

Últimos avisos notificados