La alta joyería nace de la tradición y el oficio artesano

A partir de la tradición de las mejores joyas artesanales de París, los diseñadores, cortadores de diamantes, pulidores y maestros grabadores de Montblanc forjan piezas fascinantes para una brillante y sofisticada colección de joyas. Durante innumerables horas de total dedicación, los maestros artesanos crean alta joyería para mujeres de gustos exigentes. Cada pieza de esta extraordinaria colección: un anillo, un collar... es tan especial y única como la persona que la ha escogido como símbolo de su personalidad, también extraordinaria.

Una colección de joyas con personalidad

Este singular viaje comienza con la creatividad de un diseñador de Montblanc, con el primer bosquejo de una pieza única y especial. Para dar forma a estos diseños clásicos y perfectos, solo se emplean los metales más preciosos: oro, platino y plata de ley. Con imaginación y sumo cuidado, estas piezas se adornan con delicados acabados y se coronan con brillantes diamantes, zafiros o perlas preciosas. Gracias a la imaginación y destreza de los maestros artesanos de Montblanc, estos metales preciosos y excepcionales se trabajan para crear las joyas más resplandecientes.

Alta joyería siempre elegante

Compuesta por pendientes, collares, anillos, pulseras y muchas otras piezas exquisitas, la colección de alta joyería de Montblanc es una brillante celebración de creatividad y expresión personal. Estas joyas sofisticadas y atemporales se han creado con gran esmero para cautivar los sentidos y hacer gala de la feminidad. Se consideren un preciado regalo o un símbolo del gusto más exigente, estas piezas exclusivas son un refinado tributo a lo más valioso y el complemento ideal de un estilo atemporal.