Comprar por colecciones

Sofisticados relojes creados por los mejores artesanos

Los relojes de lujo Montblanc son relojes excepcionales. La artesanía tradicional se combina con la tecnología moderna y los materiales innovadores. En la mejor tradición relojera suiza, los hábiles relojeros de Montblanc crean relojes de excepcional calibre. El saber hacer y la pasión de estos relojeros se han transmitido de generación en generación y se han enriquecido con innovaciones pioneras. De este modo, los relojes Montblanc alcanzan la perfección y la máxima precisión. Con una elaboración impecable en la que se cuida hasta el más mínimo detalle, estos relojes exclusivos convierten la relojería en un arte.

La tradición se perfecciona para crear relojes de lujo

Es bien sabido que Suiza es la cuna de la alta relojería. En los talleres de Montblanc de Le Locle y Villeret en los Alpes suizos, los maestros relojeros construyen los complejos mecanismos que conforman el corazón de cada cronógrafo. Para que cada reloj sea una obra perfecta, se dedica mucho tiempo a su innovadora y complicada estructura, así como a los exquisitos adornos. Desde que se coloca la primera espiral y hasta que cada uno de estos relojes sale del taller, se emplean más de 300 horas en crear una pieza de excepcional armonía. Cuando las manecillas giran por primera vez, comienza el largo viaje.

Un reloj extraordinario para cada persona

Desde las hábiles manos del relojero artesano hasta la muñeca de su dueño, los cronógrafos y relojes automáticos Montblanc son un canto a la individualidad. Obras maestras de gran complejidad y únicas como su dueño, reflejan un vínculo afectivo. Cada uno de los relojes de lujo Montblanc tiene una conexión especial con su portador. Siempre fascinantes, estos elegantes relojes de hombre y relojes de mujer acompañan a sus dueños con estilo y precisión durante el viaje de sus vidas.